Tu obediencia a las reglas no es el secreto de tu éxito, por Thomas Oppong

Otro post motivador en Medium de Thomas Oppong, autor al que me estoy aficionando. Traduzco a continuación el artículo, me ha resultado muy motivador.

Rompe las reglas Fuente :www.the-world-of-tina.com

Tu capacidad de seguir instrucciones no es el secreto de tu éxito

Seguir las reglas ya no basta para triunfar. La teoría o creencia generalmente aceptada que se aplica a casi todo lo que hacemos no puede garantizarte la vida que buscas y esperas vivir.

En lugar de animarnos a pensar por nosotros mismos y discernir lo que funciona para nosotros y convertirnos en individuos libres para expresar nuestro propio y únio brillo en el mundo, se nos castiga ampliamente por “romper el molde” y convertirnos en nuestra propio yo. El sistema premia a los que siguen las reglas.

Pero no te confundas, las personas excepcionales dominan el mundo.

Los que se atreven a mejorar las cosas incluso cuando no están rotas. Los que cambian un sistema, un patrón, un planteamiento, una creencia, y buscan nuevas maneras de que las cosas queden hechas mejor, más rápido o de manera más sencilla.

Según George Bernard Shaw, “Las personas que se hacen con este mundo son las que se levantan y buscan las circunstancias que quieren y, si no las encuentra, las crean”. Fuente: portal.andina.com.pe

Siempre tienes la elección de seguir instrucciones o crear nuevas. Un elección de desobedecer la sabiduría convencional y construir tu propio camino.

Raymond E. Feist dice: “Nunca aceptes la proposición de que sólo porque una solución satisfaga un problema, deba ser la única solución”.

Conlleva un salto cognitivo enorme comprender que el estado de las cosas, como son y como han sido, puede desafiarse. Apartarse de la norma no es fácil, sobre todo cuando has estado siguiendo instrucciones toda tu vida.

Cuando te sales de la multitud, la gente empieza a darse cuenta y a pensar que estás loco o incluso chiflado por tomar una decisión como esa. Los innovadores en serie pasan por esto todo el tiempo. Nadie les entiende. Pero lo hacen de todos modos. Siguen su curiosidad.

Al empujarte a tí mismo a nuevas áreas de tu interés, tendrás una oportunidad de definir auténticamente quién eres, y romper con las limitaciones de lo que los demás piensan que deberías ser.

La gente pensaba que Elon Musk estaba loco cuando propuso invadir Marte y asentarse allí. Pero está persiguiendo su visión de todos modos. Los cohetes reutilizables eran imposibles. Pero Musk ha desafiado a la lógica y ha hecho historia. Elon Musk retó a algunas de las mayores marcas mundiales de toda la vida cuando creó Tesla. Rompió el modelo estándar de vender coches y desafió la noción de que la fabricación de automóviles de Estados Unidos estaba saliendo del mercado.

Kevin Kelly (editor y fundador de Wired) dijo: “A largo plazo, el futuro lo deciden los optimistas”.

Para aumentar tus probabilidades de éxito en todo lo que haces, debes defender constantemente tu decisión ante personas que no tienen las suficientes agallas para nadar contra la corriente -incluso aunque la evidencia que tienen delante sugiera que deberían probarlo. Pero después de un tiempo, las reacciones negativas decaen. La gente empezará a observar y esperar el resultado de tu “extravagante” elección.
Walter Isaacson dijo una vez “Cuando la sabiduría convencional de la física parecía entrar en conflicto con una de sus elegantes teorías, Einstein se sentía inclinado a cuestionar esa sabiduría en vez de su teoría, a menudo con el resultado de ver premiada su obstinación”.

La mayoría de la gente quiere que fracases para demostrar que la sabiduría convencional siempre tiene razón. Unos pocos sentirán curiosidad y empezarás a preguntar las preguntas correctas en algún momento. Pero otra cosa más potente ocurre a medida que avanzas -es la constatación de la que la sabiduría convencional no siempre es correcta y que puede desafiarse si tienes algo que demostrar.

Pedir permiso está sobrevalorado

Cada vez menos gente hace realmente cosas. Lo bueno de hacer cosas es que, para la mayor parte de ellas, no necesitas pedir permiso a nadie. Por supuesto, hay algunas excepciones. Si quieres extirparle a alguien el apéndice, por ejemplo, necesitas ser cirujano, y hay un itinerario para eso.

Pero puedes hacer la mayoría de las demás cosas sin preguntarle a nadie. Escribir un libro. Escribir una canción. Empezar un canal de YouTube. Hacer arte. Empezar un negocio. Ayudar a alguien que lo necesite. Empezar un podcast.

No necesitas autorización para existir y dedicarte a ser tú mismo. Y por supuesto no necesitas disculparte por el camino que eliges para perseguir la obra de tu vida, especialmente si crees fuertemente que el camino que has elegido es el mejor intento de crear algo lleno de significado para ti. Nadie puede hacerte retroceder a la sabiduría convencional. Nuestros corazones ansían conectar con una vocación significativa. Elige atenderla.

En el libro “Primero, rompa todas las reglas: Lo que los mejores gestores del mundo hacen de forma diferente“, Marcus Buckingham dijo “El mundo que ves sólo lo ves tú. Lo que te atrae y lo que te repele, lo que te fortalece y lo que te debilita, es parte de un patrón que nadie más comparte. Por lo tanto, como dijo Mr. Wilde, no hay dos personas que puedan percibir la misma “verdad”, porque la perspectiva de cada persona es diferente”.

Si estás ansioso de cambiar el mundo, crear tu asombrosa obra, causar un impacto, lanzar tu producto, o seguir tu curiosidad, tienes que estar dispuesto a ir contra el statu quo.

Cuando decides comprometerte por completo con tu corazonada y te dedicas a tu hermosa contribución al mundo, la sabiduría convencional se interpondrá en tu camino. Si alguna vez has acariciado la idea de que has nacido para hacer algo significativa, la sabiduría convencional será tu enemiga.

¡Haz caso a tu instinto!

Desafiar las ideas y hábitos que nos hacen tener éxito requiere coraje. Pero en un mundo que se mueve y cambia tan rápido, seguir la sabiduría convencional ya no es la mejor opción.

Mark Twain dice: “Cada vez que te encuentres en el lado de la mayoría, es el momento hacer una pausa y reflexionar”. 

Da igual lo ruidoso que se ponga el mundo, ni lo ocupado que estés. siempre habría algo dentro de tí -una pequeña voz que susurra en los momentos más tranquilos de la vida, burlándose de ti con la sombra de una vida que no has vivido. Si escuchas con la suficiente atención, puedes oírla todavía. Cuando decidas seguirla, estarás luchando con la sabiduría convencional.

Cuando tomas la decisión de ir contra lo que la sociedad espera de tí, y te fías de tu instinto. estarás eligiendo un viaje incómodo e incluso doloroso que merecerá la pena. La carga será tan enorme que tendrás tres opciones en cada paso del camino: abandonar, rendirte o darlo todo. Elige la última opción. Ir contra la corriente es duro. Cuando empiezas a hacer algo diferente, estás señalando con el dedo lo que los demás están haciendo mal -así que podrían enfadarse y defender porque hacen lo que hacen. Pero vale la pena obedecer a tu instinto si tienes el valor de terminar lo que empiezas.

Así que, de ahora en adelante, escucha esa molesta pequeña duda en tu mente sobre alguna muestra de esa sabiduría convencional que siempre has cuestionado secretamente. Prueba justo lo contrario y a ver qué pasa.

¿Cuándo fue la última vez que cuestionaste el convencionalismo o intentaste mejorarlo?

¿Qué podrías hacer? ¿Quién podrías ser? ¿Por qué estás esperando?

No nos prives de tu mejor trabajo, tu mejor punto de vista, tu mejor tú.

Anuncios

La belleza inesperada de las tapas de registro por el mundo

En the guardian nos muestran una colorida colección de tapas registro de pozos de alcantarillado, hidrantes, válvulas y demás galerías que no siempre tienen porque estar tapadas con un aburrido círculo de fundición.

Añado una de Praga que recibí este verano. Espero que al autor de la foto no le importe el préstamo.

image

Método 635 – Brainwriting

Un método para estimular la creatividad en un grupo que nos cuenta Samuel Casanova en su blog. 6 personas escriben un mínimo de 3 ideas en rondas de 5 minutos y pasan su lista al de al lado para continuar. Interesante, ¿no?

Limita tus recursos para ser más productivo

http://satshaan.com/limit-resources/

Conviértete en un emprenededor creativo (Creative entrepreneur)

En este enlace de qué diablos debería hacer con mi vida te proponen que te conviertas en un emprendedor creativo, que te metas en etsy.com a vender tus manufacturas, que seas como la pareja de Found a job de los Talking Heads. ¿Te atreves?

http://m.youtube.com/watch%3Fv%3Di6ZVEMzvZIY&ved=0CB8QyCkwAA&usg=AFQjCNG052CIDQGTkM1csel79fCO3wIGhw&sig2=8IBPbvadXoZn0DjbrmMKbw

Design Thinking

Me han hecho llegar un link muy interesante sobre el Design Thinking:

http://www.designthinking.es/inicio/index.php

10 hábitos para una mentalidad innovadora

En este articulo en inglés nos explica cómo desarrollar una mentalidad innovadora. Traduzco:

10 buenas costumbres para desarrollar una mentalidad innovadora

Por Michael Poh.

Si pudiese resumirlo todo, diría que la creatividad trata realmente acerca de ser capaz de ver lo que otros no pudieron. Ser innovador, por otro lado, consiste en realizar algo en lo que los demás no habían pensado. Ya sea inventar un nuevo producto o aportar soluciones a un problema, la capacidad innovadora requiere creatividad porque uno debe ser capaz de conectar ideas abstractas y datos con situaciones existentes antes de crear algo único y diferente.

De acuerdo, todos estamos “cableados” de manera diferente, (algunos de nosotros estamos bendecidos con la inclinación natural hacia la innovación y la creatividad), pero eso no significa que no podamos hacer nada para estirar los límites de nuestras mentes creativas.

En palabras de Thomas Edison, hay trabajo que hacer día tras días antes de que siquiera nos roce ese toque genial.

El genio es un 1% de inspiración y un 99% de transpiración. En consecuencia, a menudo un genio no es más que una persona con talento que ha hecho todos los deberes.
Thomas A. Edison

Tanto si estás expandiendo tus cualidades innovadoras para tu trabajo freelance como si es para tu desarrollo personal, nunca es demasiado tarde para empezar por alguna parte.
Lectura recomendada: 8 apaños rápidos para potenciar tu creatividad al instante

1. Mantén un entusiasta sentido de la curiosidad

Las personas más innovadoras del mundo son también los más inquisitivos de entre nosotros. Hacen montones de preguntas (a menudo acerca de lo que los demás damos por sentado) y siempre están buscando maneras de mejorar las cosas. A diferencia de muchos de nosotros, los innovadores no se conforman con el statu quo; les encanta desafiar aquello que es ampliamente aceptado como la norma o el patrón.

En lugar de basarse en nociones preconcebidas sobre las cosas y la gente, prefieren observar las cosas nuevas que encuentran, desde varias perspectivas.

via Ana Guzzo

Mientras que ciertamente no hay una fórmula prescrita que te vaya a ayudar a adoptar esa curiosidad infantil, hacer el esfuerzo consciente de cuestionar absolutamente todo es un buen comienzo. Con la magia de internet y wikipiedia a tu disposición, no hay excusas para no obtener las respuestas que quieres.

Igualmente importante es mantener conversaciones con gente diferente con la que te encuentres y escuchar sus puntos de vista únicos sobre el mundo y sus vidas. A veces, los mejores descubrimientos vienen de nuestras interacciones con gente cuyas opiniones son contrarias a las nuestras .

2. Garabatea ideas y pensamientos

Necesitarás algo para capturar y organizar tus ideas y pensamientos a medida que aprendas cosas nuevas en tu día a día. Prueba a tomar nota de todo lo que se te pase por la cabeza incluyendo palabras al azar, frases e incluso garabatos. Mejor aún, puedes intentar enlazar juntos tus pensamientos espontáneos para dibujar una imagen de lo que tu subconsciente intenta decir.

Recuerda que la innovación nace de la creatividad, y la creatividad nace de cómo asocias datos e ideas diversos. A medida que garabateas tus pensamientos en tu diario o en tu cuaderno de notas, no dejes que tus inhibiciones se queden con lo mejor de ti. Por muy absurda que parezca una idea, piensa en ella como en una pieza del puzzle de tu mundo interior que podría desencadenar una inspiración.

El acto de volcar por escrito tus ideas no sólo ayudará a seguir la pista de tus pensamientos, puede incluso estimular los procesos de tu pensamiento y llevarte a una nueva idea tras otra. ¡Deja volar tu imaginación!

3. Busca Nuevas Experiencias

Aferrarte a las cosas a las que estás acostumbrado limita tu proceso de pensamiento y tu percepción. Para pensar más allá de lo corriente, debes salir de zona de comodidad y mirar el escenario bajo una luz diferente.

De hecho, los mayores innovadores son a menudo individuos que aprenden de diferentes campos y los fusionan juntos para crear algo extraordinario. Después de todo, Steve Jobs innovó y revolucionó la tecnología con su énfasis sin precedentes en la estética y la facilidad de uso.

Algunos de vosotros podríais pensar que buscar nuevas experiencias en la vida implican algo grandioso, como viajar a Islandia para presenciar la aurora boreal o conquistar la cima del Everest. Bueno, pues no tiene por qué. Lo único que tienes que hacer es probar cosas nuevas para estimular tu mente y tus sentidos.

A lo mejor podrías empezar a leer libros de un género distinto o cultivar una nueva afición. Si te ves como alguien tímido, prueba a desafiar tu percepción sobre ti mismo y ábrete a conocer gente nueva. Desarrollarás nuevas habilidades para la innovación por el camino.

4. Practica la concentración

En psicología, el término ‘mindfulness’ se refiere a la conciencia, en cada momento, de los pensamientos, emociones, sensaciones corporales y el entorno circundante de un modo libre de juicios de valor. En esencia, es un constante intento de prestar atención a lo que ocurre a nuestro alrededor y de estar más receptivos a lo que experimentamos a través de nuestros sentidos.

Con este esfuerzo consciente por devolver la atención al presente, entrenamos nuestra mente para concentrarse en el presente y no dejarla deambular de un pensamiento en otro. Además de hacerte más feliz, practicar la concentración ayuda a despejar la mente y nos hace más receptivos a nuevas ideas para innovar .

Durante 10-20 minutos diarios, puedes emprender un ejercicio de ‘mindfulness’ simplemente concentrándote en tu respiración. Mejor aún, incorpora la ‘mindfulness’ a tus actividades cotidianas siendo plenamente consciente de lo que sea que estés haciendo en cualquier momento dado, concentrándote en una sola tarea cada vez.

Cuando estés comiendo, saborea cada bocado y aprecia los sabores y aromas. Cuando estés escuchando a alguien, mantén el contacto visual y escucha de verdad lo que te tiene que decir. Una vez que seas capaz de percibir las cosas sutiles que nunca antes habías notado en tu entorno, se te dará mejor discernir ideas para crecer.

5. Asume riesgos y comete errores

Algo que separa a los innovadores del rebaño es que no tienen miedo a equivocarse. Thomas Edison triunfó porque no abandonó pese a fracasar una y otra vez. Perseveró porque veía el fracaso como parte del proceso de aprendizaje mientras ponía en práctica sus ideas. Los innovadores como él ven los errores como oportunidades para perfeccionar su innovación.

Sigue superando tus limitaciones. Los innovadores abrazan el riesgo porque les encanta sacudir su entorno para hacer que las cosas sean más interesantes que en las vidas más mundanas y típicas. Si Mark Zuckerberg no hubiese dado ese salto al vacío de abandonar la Universidad de Harvard para rematar su proyecto de Facebook, nunca se habría dado cuenta de que su innovación tiene el potencial de cambiar el mundo.

Por lo tanto, da un paso adelante y asume algún riesgo saludable.

via PatrickLim1996

Enfréntate a tus miedos y haz lo que temes, porque esa es la mejor manera de practicar en la superación de tu miedo a equivocarte.

6. Comparte tus ideas

Necesitarás sin más remedio recibir opiniones de otros (no me gusta decir feedback) sobre tu innovación, así que sigue compartiendo y vendiendo tus ideas a la gente con la que te encuentras y toma nota de lo que tienen que decirte.  Enfréntate a tus miedos y habla de tus ideas aunque estén todavía en su fase embrionaria.

Claro, habrá gente que no comprenda tus ideas y que incluso se reirían de tu propuesta. Pero ahora que has aprendido que los errores y rechazos son parte integrante de la innovación, tomarás esas críticas en tu zurrón e incluso las capitalizarás para mejorar tus ideas.

Incluso aunque la gente no tenga nada constructivo que decir sobre ellas, sólo con hablar de tus ideas estimulará tus habilidades creativas y probablemente te lleve a una nueva y más profunda comprensión.

7. Sigue perseverando

Prepárate para persistir en tu misión sin importar cuántos de los demás traten de persuadirte de desistir. Puedes estar seguro de que la gente a la que le incomoda el cambio te aconsejarán que te conformes con el statu quo. Además, los errores y fracasos son ineludibles a medida que experimentas con distintas ideas que no funcionan a la primera.

via Delphimages

Todos esos bloqueos sólo hacen que mantener tu confianza y enfocarte sea aún más crucial . Algunos llamarán a esto optimismo ingenuo o idealismo poco realista, pero los innovadores prolíficos como Thomas Edison tuvieron que encontrar 10,000 caminos que no funcionaron antes de crear la lámpara incandescente.

La perseverancia es seguir adelante porque estás seguro de lo que quieres. Escribe lo que quieres lograr y mira tu lista para recordarte por qué estás persistiendo. Es seguro que tiene que haber también una  motivación profundamente arraigada detrás de tu persecución de ese objetivo en particular.

Identifícala y visualiza el momento en que consigues lo que quieres. Puede parecer trivial y cursi, pero repetir esas afirmaciones positivas a diario te ayudará a gestionar tu estado de ánimo y a mantener alta tu moral en tiempos de derrota.

8. Tómate respiros de soledad

Perseverar con un enfoque tan concentrado como el de un láser en tu objetivo es estupendo, pero mantener la atención en una tarea durante un largo período puede  puede agotar tus jugos creativos. Retirarse brevemente del trabajo crea un espacio para que vuelvas a definir el problema con nuevas perspectivas.

Es de gran ayuda hacer pausas regularmente y tomas siestas para relajar tu mente y mantener un entorno propicio para que se asienten la creatividad y la capacidad de innovar. Tómate alguno de tus respiros a solas para dar un largo paseo, darte una ducha, hacer ejercicio o soñar despierto para conectar con tu subconsciente.

Es en esos momentos de calma contigo mismo cuando serás capaz de atrapar esas inspiraciones fugaces.

9. Crea distancias psicológicas por medio de la imaginación

Además de separarte físicamente de tu proyecto de innovación ocasionalmente, también puedes inducir un estado de “distancia psicológica” mientras estás trabajando en él. Basándonos en la teoría del nivel construal de la psicología social, las cosas que no percibimos que estén ocurriendo ahora, aquí y a nosotros mismos se clasifican como “distantes psicológicamente”.

Crear tal distancia implica transformar nuestra forma de pensar sobre el problema, como por ejemplo adoptando la perspectiva de otra persona o imaginando preguntas hipotéticas que parezcan irreales o poco habituales. Haciéndote considerar los aspectos más amplios del problema, facilita el pensamiento abstracto y ayuda a que se te ocurran asociaciones únicas entre ideas que aparentemente no guardan relación entre sí.

Y si no, comprueba tan sólo cómo varios estudios han mostrado que distanciarte psicológicamente de la tarea puede hacer que se te ocurran soluciones más creativas a los problemas.

10. Construye sobre ideas existentes

Los innovadores  no sólo inventan cosas de la nada; construyen a partir de ideas existentes. De hecho, muchos productos que vemos actualmente son el resultado de fusionar dos o más ideas o conceptos. . Un buen ejemplo de una invención de ese tipo sería tu teléfono móvil (si es un smartphone), el cual es en esencia un teléfono móvil integrado con capacidades avanzadas de computación y la capacidad de conectarse a Internet.

Una persona innovadora de verdad debe abrirse a tantas ideas potenciales  como pueda, identificar patrones y relaciones entre ellas, y finalmente asimilarlas juntas para llegar a una innovación que sea mejor que lo anterior.

via Creativa

Para construir un cimiento sólo sobre la que innovar, debes estar al día con las herramientas y tecnologías actuales aplicables a tu innovación. Convierte en un hábito la costumbre de leer la literatura relevante y participa en comunidades y discusiones online para profundizar en tu conocimiento con gente que comparte el mismo interés.

Con un exhaustivo conocimiento del campo en que estás interesado en innovar, tendrás un ojo clínico más afilado para reconocer las posibilidades y para ser más adepto a entrelazar juntas distintas ideas.