Organizaciones Autónomas Descentralizadas (DAO), por Tori Adams

Este artículo de Tori Adams trata de las organizaciones autónomas descentralizadas (por sus siglas en inglés, DAO). Como ahora ando curioseando en el Blockchain (en adelante, cadena de bloques), me pareció interesante y aquí lo traduzco:

La DAO Gubernamental: Cadena de Bloques, Organizaciones Autónomas Descentralizadas, Gobierno y Licencias Inteligentes

Introducción – Organizaciones como Acuerdos

Una de las aplicaciones más interesantes de la cadena de bloques es el concepto de organizaciones autónomas descentralizadas (DAOs). Las DAOs apalancan la potencia de la cadena de bloques, usando contratos inteligentes, para crear relaciones entre distintas entidades para formar organizaciones. Para más información sobre los contratos inteligentes, ver algunos de los posts más recientes de la misma autora. Para comprender cómo esto podría funcionar tenemos que pensar sobre lo que es una organización. Desde una perspectiva estructural, una organización es un conjunto de acuerdos entre distintos agentes y entidades (p.ej., gente, otras organizaciones, una máquina). Estos acuerdos adoptan la forma de contratos y normas internas, acuerdos formales e informales, criterios, procesos y procedimientos. Colectivamente, este “libro de normas” regula la conducta y las relaciones entre las distintas entidades organizativas (p.ej, la dirección, los empleados, los propietarios), especificando responsabilidades, derechos de propiedad, pagos y otros elementos de la operativa de la organización. También definen las relaciones con terceros, entidades como proveedores, clientes, autoridades gubernamentales y otros grupos de interés.

Si tuviésemos que gestionar estas relaciones, necesitaríamos un tercero para que vele por el cumplimiento e interprete los contratos. Esto es lo que las organizaciones hacen hoy en día. Esto es, crean una burocracia para gestionar y hacer cumplir los acuerdos y usan agentes externos para minimizar el riesgo de la parte contraria. Estos mecanismos aumentan el tiempo y el coste requerido para gestionar acuerdos (Figura 1).

Figura 1:  Las organizaciones como acuerdos

En cambio, usando contratos inteligentes basados en la cadena de bloques, podríamos tener un conjunto de acuerdos que se ejecutasen a sí mismos. Estos acuerdos serían abiertos, seguros y proporcionarían responsabilidad y transparencia. Más aún, cada parte podría estar segura de que los compromisos se cumplirían. Así, es posible visualizar una organización donde todas las relaciones internas y externas se gestionan por medio de contratos inteligentes de la cadena de bloques (Figura 2).

Figura 2:  Organizaciones basadas en la cadena de bloques

El fundador de Ethereum, Vitalik Buterin, ha llamado a estas entidades “Organizaciones Autónomas Descentralizadas” (DAOs).  Una DAO existiría en el espacio virtual con contratos inteligentes que gestionen las relaciones entre agentes clave. Esto es, la organización no tendría ningún control central, sería administrada completamente en la web, y no haría uso de contratos legales convencionales. Los agentes mecánicos autónomas gestionarían la mayoría de las actividades y los acuerdos se reforzarían a sí mismos por medio de la cadena de bloques.

Una DAO no estaría gestionada por completo por máquinas. Aunque las máquinas y las entidades autónomas jugarían un papel clave, los humanos seguirían gestionando la mayoría de sus interacciones y serían responsables de numerosas tareas. Sin embargo, la creciente automatización, incluso en ocupaciones que anteriormente requerían una elevada preparación (p.ej., programar, las finanzas, el análisis de datos), se otorgaría cada vez más a las máquinas.

Las ventajas de las DAO son:

  • Eficiencia: Las DAOs serían extremadamente eficientes, ya que despacharían con el conocimiento asociado con las actividades de supervisión y gestión de rutinas.
  • Transparencia e Inmunidad a la Corrupción: Todas las acciones de la DAO se podrían seguir y auditar y serían inmunes a la manipulacion por la gerencia u otros agentes.
  • Resistencia a la Presión Externa: Una DAO no podría corromperse o dejarse influir por agentes externos.
  • Altamente Escalable: Una DAO podría escalarse con facilidad para aunar a más participantes y funciones.

Agencias Gubernamentales Descentralizadas (DGA) y la cadena de bloques

Una aplicación potencial de esta idea es la extensión del concepto a la administración; lo que esta autora llama agencias gubernamentales autónomas y descentralizadas (DAGAs). En este modelo, las relaciones entre empleados de la administración, la gerencia de la agencia, los decisores, otras agencias, los grupos de interés, los clientes, usuarios, contratistas y ciudadanos podrían todos regirse y gestionarse por medio de contratos inteligentes.

Muchos de estos contratos tendrían rango de ley. Otros serían acuerdos operativos formales (p.ej., procedimientos operativos internos, procesos, directrices, etc.). Cada interacción se almacenaría como una transacción en una cadena de bloques pública. Los contratos inteligentes podrían organizarse para proporcionar diversos niveles de acceso según un sistema de autoridades basado en roles.

Igual que con las DAOs, las DAGAs serían altamente eficientes y proporcionarían una transparencia y rendición de cuentas sustanticla. Todas y cada una de las transacciones administrativas (p.ej., un intercambio de dinero, datos, propiedad o derechos de uso/acceso) se registraría y serviría para rendir cuentas. En una era en que la confianza en la administración ha declinado, la cadena de bloques podría ser el mecanismo que recuperase la confianza de la sociedad en la administración.

Las DAGAs, el IoT, y las licencias inteligentes

Además, muchas actividades rutinarias de la administración podrían automatizarse usando la cadena de bloques y el internet de las cosas (IoT). Por ejempleo, muchas funciones de licencias y ejecucíon podrían gestionarse por medio de una licencia inteligente. Una licencia inteligente funcionaría de forma similar a un contrato inteligente de la cadena de bloques. Asignaría responsabilidades a las distintas partes (p.ej., la administración y la entidad beneficiaria de la licencia). La licencia autorizaría a una entidad no gubernamental a realizar una actividad regulada. Si esa actividad la realizase una máquina o un sensor, entonces la actividad podría trazarse por medio de Internet de las Cosas (IoT) conectada a internet. Usando tal sistema, la licencia inteligente también podría seguir y exigir el cumplimiento

Por ejemplo, supongamos que se otorga una licencia por parte de una agencia ambiental pública para permitir ciertos vertidos al medio ambiente. El permiso podría especificar el mecanismo aprobado de vertido, el medio (p.ej. aire, agua, terreno) en que se permite el vertido y el tipo, cantidad y concentración de los productos químicos peligrosos en el residuo durante un período establecido de tiempo. La licencia también podría especificar las tecnologías y dispositivos empleados para el seguimiento de los vertidos y la elaboración de informes (ver Figura 3)

Figura 3:  Ejemplo de una Licencia Inteligente

Licencias inteligentes y normativa dinámica

Las licencias inteligentes podrían permitir una normativa dinámica, en tiempo real. La normativa dinámica usa Big Data, analítica en tiempo real y el IoT para tomar decisiones continuas, basadas en datos para gestionar dinámicamente el riesgo y controlar el impacto global sobre las actividades reguladas. Al escapar de la normativa de orden y mando, la normativa dinámica o inteligente crearía un sistema donde el gobierno pudiese reducir el riesgo y el coste global de la adecuación.

Con licencias inteligentes unidas al IoT con alguna aplicación de toma de decisiones que revisara la licencia, el proceso completo de solicitud, revisión, concesión, seguimiento y sanciones podría automatizarse. Esto es, el aumento de eficiencia, apertura, transparencia y la reducción de costes beneficiarían a todas las partes.

En un sistema a pleno funcionamiento, sería posible llevar a cabo una forma de normativa inteligente donde la normativa se gestionase dinámicamente. Por ejemplo, en el caso de la normativa ambiental, el volumen total de residuos vertidos por las distintas instalaciones podría gestionarse dinámicamente para minimizar los impactos ambientales reduciendo al mismo tiempo los costes de adecuación (ver Figura 4).

Figura 4:  Mercado de emisiones usando Licencias Inteligentes

Este sistema aumentaría espectacularmente la flexibilidad del sistema normativo. Además, permitiría un mercado de emisiones en tiempo real. Por ejemplo, las instalaciones obtendrían créditos (p.ej., ¿una moneda ambiental o Ecoin?) si estuviesen por debajo de un umbral permitido de emisiones y comerciar con los créditos no utilizados con una firma que estuviese emitiendo en exceso (si se lograse un nivel establecido de protección ambiental). El sistema completo podría registrarse en la cadena de bloques como una serie de transacciones. Los mercados de licencias podrían entonces desarrollarse cuando ocurriesen las transacciones sin que un tercero interviniese en el proceso.

El futuro – ¿Primero las sociedades en vías de desarrollo?

Apenas se han empezado a comprender las ramificaciones de este sistema. Las agencias y departamentos de la administración podrían descentralizarse radicalmente, y los costes operativos podrían reducirse de forma espectacular. Los ciudadanos y grupos de interés experimentarían un alto grado de transparencia, y todas las decisiones del gobierno se presentarían con una clara rendición de cuentas. A través de la conexión al IoT, los gobiernos y los ciudadanos podrían supervisar conjuntamente un espacio regulado compartido. Las partes reguladas podrían trabajar con el gobierno para crear un nuevo espacio regulatorio donde gestionasen conjuntamente las externalidades de sus decisiones individuales. Al mismo tiempo la transparencia del sistema apoderaría a los ciudadanos y grupos públicos de interés para supervisar e intervenir en tiempo real para prevenir la prevaricación.

Tomada en conjunto, la gobernanza basada en la cadena de bloques ofrece el potencial de una reinvención radical de la administración. Aunque existen numerosos desafíos, desde los tecnológicos hasta los legales y normativos, el potencial de una transformación total de la administración está ahí. Ya hay algunos países en vías de desarrollo que se están pasando al registro de la propiedad basado en la cadena de bloques para su inscripción y transacción. En estos países, la corrupción y la ausencia de rendición de cuentas son problemas fundamentales. La cadena de bloques ofrece una forma de sortear esos obstáculos e introducir derechos de propiedad seguros. Igual que la banca de telefonía móvil en el mundo en desarrollo ha desarmado el del mundo desarrollado, también podría ser que los países menos desarrollados sean los primeros en adoptar la gobernanza de cadena de bloques y proporcionar el modelo para sistemas más afianzados por venir.

Anuncios

Más y más toallitas

A medida que se acumulan las toallitas en nuestros bombeos y depuradoras, los del agua intentamos acumular en los medios información para que la gente se conciencie del daño que causan.

Mi amigo Jaime Olmo me envía dos posts que han aparecido recientemente en iAgua:

AEAS explica los problemas y sobrecostes causados por el mal uso del sistema de saneamiento

http://www.iagua.es/noticias/espana/aeas/15/04/29/aeas-explica-problemas-y-sobrecostes-causados-mal-uso-sistema

La nueva ordenanza de saneamiento de Valencia prohíbe verter toallitas húmedas al inodoro

http://www.iagua.es/noticias/espana/ayuntamiento-valencia/15/04/27/nueva-ordenanza-saneamiento-valencia-prohibe-verter

Y yo le doy las gracias.

El monstruo que atasca las cloacas | España | EL PAÍS

http://politica.elpais.com/politica/2015/03/28/actualidad/1427559908_539511.html

¿Sabías que las toallitas desechables producen atascos en las redes de saneamiento?

http://www.iagua.es/noticias/espana/iaguatv/14/10/03/sabias-que-toallitas-desechables-producen-atascos-redes-saneamiento

Por si te lo había dicho antes.
Gracias a Jaime Olmo por el aporte.