¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Ocho)

¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Ocho)

En este enlace está el artículo en VO sin subtítulos. Este artículo examina la planificación estratégica que se requiere para implantar BIM con éxito en tu negocio.

Planificación estratégica para la implantación – PArte 2

Una vez hecha una evaluación de los recursos necesarios para la transición de tu organización al trabajo con BIM, el siguiente paso es poner los hallazgos en práctica. La primera tarea es configurar los sistemas y el marco de trabajo adecuados para facilitar que esto se lleve a cabo con efectividad.

Equipo de proyecto

Necesitarás constituir un equipo de proyecto adecuado, compuesto de personal que esté adecuadamente cualificado y que tenga experiencia en la nueva manera de trabajar. Las habilidades clave que hay que buscar al elegir a los miembros del equipo incluyen:

  • Habilidad actual en uso de CAD 3D.
  • Habilidad actual en redacción de especificaciones, en un formato adaptado a BIM.
  • Experiencia actual en trabajo colaborativo en BIM.
  • Conocimiento actual de estándares procedimientos y contratos de BIM.
  • Entusiasmo.

Así como miembros del equipo de dentro de tu propia empresa, también necesitarás seleccionar miembros del equipo de fuera – el trabajo colaborativo es, después de todo, trabajo en asociación con otras partes interesadas. Para este fin, y según la naturaleza de tu propio negocio, tendrás que considerar la implicación en alguna de los siguientes perfiles:

  • El técnico proyectista del proyecto de construcción.
  • Diseñadores y elaboradores de especificaciones de los distintos aspectos del proyecto, ya sean arquitectos, ingenieros de estructuras o de instalaciones, o FF&E.
  • Directores de obra y administradores de contratos.
  • Evaluadores cuya aprobación sea obligatoria, por ejemplo, Inspectores de Cumplimiento de Normas de Edificación.
  • Topógrafos de terrenos, de edificios, de edificios, de vida salvaje o de artefactos.
  • Otros consultores, por ejemplo, asesores de planificación o de costes.
  • Servicios jurídicos y financieros – abogados y bancos de préstamo que necesitarán recibir, comprobar e incorporar información sobre el diseño en su propio trabajo.

Aunque algunos de estos roles puedan parecer irrelevantes para BIM, debe tenerse en cuenta que no todas las partes interesadas aportarán nada al diseño, pero tendrán que poder leer, comprender e interpretar  la información del diseño. Esta es la razón por la que los datos y el intercambio de información son un aspecto tan fundamental del trabajo con BIM.

Indicadores clave de rendimiento

Como con cualquier otra tarea o proyecto, será importante establecer objetivos y recopilar datos para poder medir el éxito del primer proyecto. Además, y aceptando que siempre hay espacio para la mejora, las lecciones deben aprenderse siendo capaz de analizar hitos concretos, y por lo tanto de identificar dónde enfocar los esfuerzos para levantar áreas de bajo rendimiento para los futuros proyectos. Al seleccionar un proyecto de prueba adecuado, estas lecciones pueden aprenderse en un entorno de riesgo relativamente reducido, y aplicarlas a trabajos con más riesgo (y más beneficio) en el futuro. Para permitir la medición y evaluación precisa, deberías en primer lugar definir la naturaleza de un proyecto colaborativo. Algunas métricas de ejemplo pueden incluir:

  • Hitos – establecer objetivos realistas para fechas de entrega de información y para inicio / etapas / finalización del proyecto.
  • Mejoras en aspectos específicos de salud y seguridad – reducción en riesgos de la instalación, por ejemplo, o peligros de mantenimiento y explotación eliminados en fase de diseño.
  • Resultados de sostenibilidad – mejoras del desempeño de la construcción más allá o por encima de las normticas de edificación o de objetivos de huella de carbono de BREEAM.
  • Reduccion porcentual de peticiones de información.
  • Reducción del número de peticiones de modificaciones generadas.
  • Valor aumentado para el cliente / propiedad, por medio de costes reducidos, inauguración adelantadas o costes de explotación reducidos.
  • Plazo más breve para diseño y construcción, debido a mayor resolución de problemas de diseño y conflictos; o método constructivo simplificado.
  • Análisis de costes (presupuesto vs gasto real).
  • Cualesquiera otros objetivos de desempeño – por ejemplo, apertura acelerada para los ocupantes de la construcción, o reducción de los residuos de la actividad (por ejemplo por la cantidad de saltos usada).

Define los entregables

La naturaleza y extensión de los que debe entregarse debería quedar definida. Esto no sólo incluirá el activo construido en sí mismo, sino también la información relacionada con él. El gobierno ha definido etapas de entrega de información, o  ‘data drops’) que son análogos a las etapas de trabajo en el Plan de Trabajo Plan de Trabajo RIBA 2013, y estos representan puntos y tipos de intercambio de información normalizados. El alcance de lo que debe entregarse debería establecerse al comienzo, junto con el plazo, como es obvio; y también quién es reponsable de hacer esa entrega – y a qué otras partes interesadas en el proyecto. Tanto la Caja de Herramientas del Plan de Trabajo RIBA  como el NBS BIM Toolkit se han diseñado para proporcionar un método adecuado para establecer y registrar toda esta información.

Junto con esto, la ruta de aprovisionamiento tendrá un impacto (la parte seis de esta serie mencionaba que los contratos de construcción más comúnmente utiilizados se están modificando para ser coherentes con BIM, y el protocolo CIC BIM Protocol  es un suplemento para utiilzar con tu forma estádar de acuerdo). Por último, el formato de la entrega debe establecerse. Para la informacuión de diseño, esta deberá estar en formatos COBie  o IFC, depediendo de la naturaleza de esa información (hablando en plata, IFC contiene todos los datos BIM incluyendo la información gráfica, mientras que COBie omite los datos gráficos).

Plan de ejecución de BIM

Por último, tendrás que escribir el plan de ejecución de BIM. Este, en esencia, establecerá los métodos por medio de los cuales llevarás a cabo el proyecto, y registrará toda la información que se ha descrito en este artículo y el anterior. Puede asemejarse a un plan de negocio en cierto sentido, ya que marca las intenciones clave y los métodos para lograr esas intenciones.

Además de establecer esta información, tendrá que referirse a los principales estándares asociados con el trabjo BIM, y redactarse de acuerdo con esos estándares. Puedes beneficiarte de adjuntar documentos complementarios como el NBS BIM Toolkit.

La normativa aplicable a BIM incluye la siguiente:

El siguiente artículo se ocupa del proceso de real de implantación de BIM en tu empresa.

Anterior:¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Siete)
Siguiente:¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Nueve)

Enlaces y referencias útiles

Índice de partes de la serie

12345678910

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: