¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Siete)

¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Siete)

Dejo aquí un enlace al artículo original y sigo traduciendo…

Este artículo examina la planificación estratégica necesaria para implantar BIM con éxito en tu negocio.

Planificación estratégica para la implantación – Parte 1

El proceso de implantar BIM en tu organización es un paso significativo, y cuando las fases de investigación y evaluación tocan a su fin, la teoría del trabajo colaborativo se adaptan ahora en un modelo práctico. Pero a medida que lal hora de poner en práctica la teoría se acerca, se debe tomar un conjunto de decisiones importantes. Para este fin, debería planificarse una hoja de ruta, teniendo en cuenta los siguientes asuntos.

Nivel actual de madurez

La cantidad de trabajo requerida para progresar al nivel 2 de BIM dependerá enteramente del nivel actual de madurez en que trabaje actualmente tu organización. Para una visión general sobre los niveles de madurez, usa como referencia el artículo de NBS  ‘BIM levels explained’. Por ejemplo, si estimas que tus métodos de trabajo actuales están alrededor del nivel 1, con la mayoría de de tu trabajo delineado en CAD 2D  y quizá aumentado con información de presentación en 3D y una especificación separada e independiente, con todos los dibujos CAD producidos de acuerdo a la BS1192 y compartidos electrónicamente por medio de un repositorio centralizado, entonces tendrás obviamente menos cambios que hacer para subir al nivel 2 que si estás en el nivel 0, con todas las salidas en papel exclusivamente y sin estándares comunes de gestión de la información.

Cómo se adquiere la experiencia? Errando o aprendiendo de errores ajenos, cómo no. Fuente: http://www.fondosya.com/wallpapers/chimpance_viejo-1280×1024.jpg

Un concepto erróneo de BIM muy común es el de que simplemente significa comprar software 3D, mientras que la realidad es que trata de desarrollar una mentalidad y una cultura de trabajo estructurado y compartida con un conjunto común de estándares, y que el software es simplemente una herramienta para apoyar la consecución de esto.

Presupuesto

Ninguna discusión sobre cambios dentro de un negocio estaría completa sin tener en cuenta las finanzas. Los negocios que están emergiendo después de la recesión habiendo sobrevivido a las condiciones de comercio más duras de la historia reciente son cautelosas (es normal) sobre los gastos, y la reacción natural ante la idea de “actualizar” es la pregunta del coste. Aparte de que el software 3D en sí mismo (que puede adquirirse en una variedad de configuraciones y permutaciones según las características requeridas, desde la capacidad de renderización pasando por el modelado térmico y ambiental hasta el diseño estructural y MEP), la capacidad del hardware existente en la oficina para manejar los programas y archivos mayores deberá verificarse.

Hardware y dinero… Fuente http://img.rtve.es/v/1427936/

Además, la capacidad de la red y de almacenamiento, y los costes de compartir archivos deben incorporarse. Los archivos más grandes (Como se expuso en la parte 2 de esta serie) supondrán una carga adicional para los servidores de la empresa, junto con las desafiantes velocidades de transferencia de datos cuando se estén enviando y recibiendo a otras organizaciones o a almacenamiento externo (por ejemplo a la nube).  Por último, el asunto de la formación también tendrá un impacto financiero, ya sea a través de costes directos de formación o de tiempo inactivo de la plantilla. Habiendo llevado a cabo la auditoría de tu negocio, habrá que apartar un presupuesto operativo adecuado para cualquier gasto que se estime necesario.

Flujo de caja

De la mano con la cuestión del presupuesto está la del flujo de caja.  Un impacto de la recesión ha sido el creciente reto de lograr pagos puntuales de los clientes, quienes a su vez estarán preocupados de sus hojas de balance. Habiendo establecido el gasto total necesario para avanzar al Nivel 2, tanto si incluye software, hardware, infraestructura o formación, o una combinación de ellas es probable que los diversos gastos en que se se incurra deban priorizarse para asemejarse a los costes que pueden absorberse durante un período de tiempo entre los ingresos y costes corrientes. Algunas de estas decisiones serán relativamente lógicas de todos modos; tiene poca utilidad comprar licencias de CAD 3D si los ordenadores de la oficina no alcanzan los requisitos de sistema, o si la plantilla no sabe cómo usar el software, por ejemplo.

Igualmente,  el almacenamiento externo en la nube no será probablemente necesario hasta que se produzca y comparta la información BIN, por lo que esto puede ser probablemente un coste de menor prioridad. Se puede distribuir el coste también mediante la implantación gradual o por etapas, por ejemplo: Las estaciones de trabajo y las licencias de software pueden adquirirse en lotes pequeños cada vez, y formar a la plantilla progresivamente, a lo largo de un período de tiempo. Los escritorios calientes pueden ser una opción cuando un número determinado de trabajadores de la plantillas necesiten BIM sólo de manera infrecuente; por lo tanto puede dedicarse un número limitado de estaciones de trabajo y licencias al uso de BIM , y se pueden compartir como convenga.

Restricciones temporales

Como con cualquier actividad que tenga lugar en una organización, habrá un impacto en los plazos. La programación de la carga de trabajo y el aprovisionameinto de recursos deberán permitir la “curva de aprendizaje” inicial en que la productividad será reducida al comienzo, a medida que la plantilla se va acostumbrando al nuevo entorno de trabajo. Como con el flujo de caja, esto puede también distribuirse a lo largo de un período por medio de la división en fases; la implementación proyecto a proyecto puede también ser de ayuda. La cuidadosa selección de qué proyectos son los “conejillos de Indias” ayudará a reducir la brusquedad del cambio. De modo similar, la temporización a lo largo del año también puede ayudar, aprovechando los períodos tradicionalmente más tranquilos como las vacaciones escolares de verano, cuando hay menos plazos y se puede dedicar más tiempo a capacitar a la fuerza de trabajo.

Formación

Como se ha mencionado antes, la formación es a menudo una cuestión espinosa para cualquier organización. Contratar formación, o enviar a la plantilla a empresas de formacion tiene un gran impacto en el tiempo y los costes. La tentación sería tratar de apoyarse en recursos gratuitos como tutoriales online en video. De todos modos, debe tenerse en mente que muchos de estos han sido producidos por aficionados, y que su valor y efectividad en confeccionar material de formación puede ser limitado Algunas empresas adoptarán la visión de que empujar a la plantilla “por el acantilado” les forzará a aprender en virtud del “nadar o hundirse”. Otros pueden decidir que formar (o contratar) aun número limitado de empleados a un nivel de manejo con soltura puede capacitarles para diseminar su conocimiento entre sus colegas por medio de formaciones manos a la obra planificadas o improvisadas. La temporización de la formación también debería tenerse en cuenta – formar demasiado pronto puede provocar que la plantilla olvide lo que han aprendido antes de que llegue el momento de ponerlo en práctica; dejarlo para demasiado tarde y la empresa puede recibir el encargo de un proyecto donde haga falta el trabajo con BIM y verse incapaz de manejarlo, con consecuencias potencialmente nocivas.

Los alumnos se entusiasmarán con estas formaciones. Fuente: http://blog.pshares.org/files/2013/08/i-can-do-new-things-300×197.jpg

Sin importar el método (o combinación de ellos) que se elija la clave del éxito de la formación es que sea tanto apropiada como enfocada a la audiencia a que se dirige.

Carga de trabajo

Cualquier movimiento a un método diferente de trabajo, y los cambios que conlleva, necesitarán como es natural temporizarse para adecuarse a la carga de trabajo de la oficina; tanto actual como proyectada. Esto es importante por una serie de razones:

  • Temporizacion – ¿Ha recibido tu empresa recientemente el encargo de un proyecto BIM, o firmado un acuerdo para trabajar con otra parte interesada que requiera BIM de nivel 2? ¿Tienes intención de hacerlo en un futuro próximo? ¿Conviene adoptar BIM en el momento actual; podría tu organización sobrellevar la transición actualmente?
  • Coste –¿Puedes permitirte hacer el cambio ahora? ¿Son las finanzas de tu empresa lo suficientemente robustas para el gasto y la productividad reducida (a corto plazo)?
  • Necesidad – ¿Alguno de tus contactos de negocios se están cambiando a BIM, o lo tienen planeado? ¿Retrasar el movimiento complicará alguna relación de negocios existente o fuentes de trabajo habituales? ¿Has identificado trabajo del sector público, por ejemplo, como un mercado en el que quieres irrumpir, para el cual el BIM de nivel 2 será un requisito obligatorio?

Campeones

Una vez decidido que quieres (o necesitas) convertirte en una organización que cumple con los requisitos de BIM nivel 2, entonces una de las mejores decisiones que puedes tomar es contratar o nombrar uno o más “campeones” en tu organización, a los que puedes encargar la responsabilidad de desplegar y dirigir el plan de implantación de BIM. Según el tamaño y ¡naturaleza de la organización, puede bastar con seleccionar a un directivo senior que tenga interés en la tecnología (o un gestor de TI/CAD existente) para el puesto. O bien, la plantilla que tiene las capacidades y conocimientos necesarios puede contratarse específicamente para este propósito. Las organizaciones más grandes tendrán casi seguramente que designar a alguien para el puesto de Gestor de Información; responsable para toda la información que se genera y distribuye dentro y desde o hacia fuentes externas. El artículo  ‘Comprender BIM en un entorno de gestión de proyectos’ contiene más información sobre este puesto. Un rasgo que será de enorme valor en la evolución a BIM de nivel 2 es el entusiasmo, y un líder que pueda inspirar incluso a los empleados más reticentes será de incalculable valor en este momento.

Hace falta liderazgo y entusiasmo. Mejor para construir… Fuente: http://img.europapress.net/fotoweb/fotonoticia_20150524095717_800.jpg

El siguiente artículo continúa con nuestro recorrido por la planificación estratégica necesaria para la implantación de BIM con éxito en tu empresa.

Anterior: ¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Seis)
Siguiente: ¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Ocho)

Enlaces y referencias útiles

Índice de partes de la serie

1   2   3   4   5   6   7   8   9  10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: