¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Uno)

La NBS publicó el año pasado una interesante serie de artículos de Anthony Bymath sobre los requisitos para cumplir el estándar Building Information Modelling (BIM) antes de que el gobierno del Reino Unido lo impusiera como obligacion desde enero de 2016 para concurrir en licitaciones públicas.

Empiezo una serie de artículos traduciendo lo mejor que pueda esos contenidos.

Estás preparado para el BIM ? Lo que tu negocio debería hacer antes de 2016 (Parte Uno)

Link al artículo original.

El gobierno del Reino Unido ha ordenado que todas las obras financiadas con fondos del gobierno central se lleven a cabo usando BIM desde 2016. En enero de 2015 (fecha de este artículo en su versión original), esto estaba a menos de 12 meses, y para las organizaciones que aún no lo hayan hecho, este artículo explica cómo implementar BIM en tu organización. No te preocupes, !aún no es demasiado tarde!

Esto es Clash Detection (y no esto)

El proceso de implementar BIM trata de gestión del cambio, como cuestión primera y principal. PAra lograrlo con éxito, el proceso debe llevarse a cabo de forma metódica. La mejor manera es trazar un “Plan de implementación de BIM”, y los pasos para ello se trazan a lo largo de esta serie de artículo. Este trata del primer paso, que es realizar una auditoría de tu negocio actual.

Auditoría de negocio – Parte 1

1. Determina tu nivel de “madurez” BIM

El decreto del gobierno para el año próximo es un Nivel 2 de madurez BIM para el año próximo. Los niveles de madurez hasta (inclusive) el 2 ya se han definido, aunque el Nivel 3 todavía tiene que finalizarse. De todos modos, la mayoría de las organizaciones que aún no han alcanzado el Nivel 2 ya estarán probablemente cumpliendo alguno de los niveles inferiores, y de aquellos que ya están al corriente de la existencia de niveles de madurez, el 31% sólo están a un paso en el Nivel 1 (fuente: NBS National BIM Report 2014).

La madurez no tiene nada que ver con la edad. Fuente: http://elestafador.com/wp-content/uploads/2015/09/elkoko-madurar.jpg

En sentido amplio, el nivel 0 representa el uso de CAD sólo para planos en 2D, y sin ninguna colaboración entre las partes. El Nivel 1, mientras tanto, incluye el uso de CAD 3D para el trabajo conceptual y de presentación, con datos compartidos electrónicamente, a menudo por parte del contratista principal (la popularidad de esto ha crecido de hecho a lo largo de los últimos 5 años). Para el Nivel 2, los modelos de CAD 3D se desarrollan por parte de cada equipo de diseño, compartiendo la información, pero no simplemente como “impresiones” (ya sean en papel o electrónicas, como el PDF), sin bajo la forma del modelo CAD en sí mismo, aunque exportado a un formato de archivo común que pueda ser leído por otras aplicaciones software. Es el formato de archivo común, junto con la gestión y el método de compartir los datos, lo que apuntala la definición de Nivel 2, y lo que requiere la más rigurosa aplicación e implantación de métodos de trabajo normalizados que pueden haber sido habituales previamente. Como el aseguramiento de la calidad, el BIM de Nivel 2 pretende asegurar que la información se produce y comparte de forma consistente y normalizada.

2. Base de clientes existente

Observa tu base existente de clientes: ¿Son públicos o del sector privado? ¿Están obligados a cumplir con el decreto del gobierno? ¿Quieren cumplir, de todos modos, por motivos de “mejores prácticas”? El decreto del gobierno se aplica a “todos los proyectos promovidos por la administración pública central”, así que si la mayor parte de tu carga de trabajo procede de proyectos de salud o educativos, por ejemplo, el cumplimiento del Nivel 2 de BIM será casí seguramente inevitable si no quieres perder relaciones comerciales consolidadas.

Aparte de tus clientes, ¿qué hay de tus organizaciones contratistas con las que más trabajas? Los grandes contratistas son los que más probablemente requerirán colaboración BIM, porque su carga de trabajo puede incluir proyectos del sector público, aunque la tuya no.

3. Tipología del trabajo existente

Revisa tu carga de trabajo existente, así como tu carga de trabajo pasada: ¿Hay proyectos, o clientes, basados en el sector público? ¿Has completado recientemente alguna obra de financiación pública, donde haya opciones de repetir trabajo? ¿O tu organización sólo ha estado implicada en obras del sector privado?

Puede que con análoga importancia, ¿tienes razones para pensar que BIM podría beneficiar proyectos actuales (o planificados)? ¿Hay algún proyecto pasado donde, a toro pasado, el trabajo colaborativo habría mejorado los resultados del proyecto? Por ejemplo, ¿se redujeron los beneficios debido a discrepancias entre la información del equipo de diseño, o se podrían haber reducido los costes operativos de ejecución si se hubiera podido realizar un modelado térmico en una etapa temprana del proyecto?

4. Planes y ambiciones futuras del sector de la construcción

Mirando al futuro, ¿cuáles son tus planes o ambiciones para el rumbo de tu negocio? Deberías tener ya un plan de negocio actualizado que responda a esta pregunta. ¿Quieres mantener lo que estás haciendo ahora, o trasladarte hacia otras áreas de trabajo? En el balance de la recesión, podría ser beneficioso seguir el viejo adagio de que repartir los huevos en distintas cestas puede ayudar a reducir la exposición a futuras crisis.

¿Quieres crecer, por ejemplo, en el sector público, o incluso apostar por el trabajo internacional? Se habla de BIM a escala mundial, no sólo en el Reino Unido, y los competidores del extranjero estarán probablemente entrenándose para mejorar su capacidad.

5. Conocimientos actuales

Examina el conjunto de habilidades de toda tu plantilla actual. Esto puede significar realizar una encuesta para recabar la formación o titulaciones obtenidas por tu equipo desde que se unieron a la organización. ¿Tiene alguno de ellos habilidades relavantes, que podrían ayudar a implementar las prácticas BIM, y posiblemente eliminar la necesidad de subcontratar la formación? ¿Alguno de ellos han expresado algún interés en BIM? El entusiasmo puede ser una ayuda muy significativa para implementar cambios en las largamente consolidadas prácticas de una organización.

El trabajo en BIM no trata sólo de software, y será necesario un abanico de habilidades. Los conocimientos convenientes podrían incluir:

  • Pericia en CAD 3D
  • Conocimientos de TI y redes
  • Transferencia, seguridad y compartición de datos
  • Capacidad para enseñar y alentar a otros
  • Familiaridad con estándares, gestión y protocolos de datos
  • Experiencia en gestión de proyectos
  • Habilidades de coordinación y relacionales
  • Medición y evaluación financiera y de desempeño

Siguiente: ¿Estás listo para el BIM? Lo que tiene que hacer tu empresa antes de que entre en vigor (Parte Dos)

Enlaces útiles

Índice de partes de la serie

1   2   3   4   5   6   7   8   9  10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: