To be, or not to be smart

La gente en el centro de la smart city, un término en construcción y que a pesar de eso ha sufrido el ensuciamiento de las palabras, esas “perras traicioneras” (decía Julio Cortázar en su Rayuela) , cuando se usan para demasiadas cosas diferentes (para vender software y cacharros o para comprar votos). Bien por Hamlet. ¿Hay que ser, o es mejor no ser, y dejar las preocupaciones mundanas? Pues mejor ser, qué diablos.

Altran Smart Society

En los últimos foros sobre smart cities, a los que he podido asistir, se planteaba la preocupación por que lo smart city no fuera una mera moda e incluso algunas voces hablaban del ocaso de este concepto como vocablo muy utilizado en el discurso de políticos y gestores públicos, al igual que en su día ocurriera con otros conceptos como domótica o ciudades digitales.

Be Smart_v2Dado el interés que suscita el término, las nuevas ciudades que implantan proyectos smart en todo el mundo, la literatura generada al respecto, los distintos foros celebrados sobre este concepto (congresos, cursos, etc.), las diferentes redes, centros e instituciones centrados en el desarrollo y evaluación de iniciativas smart (Red de Ciudades Inteligentes, iniciativas impulsadas desde el Banco Interamericano de Desarrollo o el Massachusetts Institute of Technology, etc.) así como el desarrollo de líneas de productos y servicios específicas dentro de las empresas proveedoras (como ocurre en…

Ver la entrada original 379 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s