Sauce ciego, mujer dormida – Haruki Murakami en formato cuento

Me he agenciado un kindle touch de Amazon, y entre eso y las vacaciones, lo cierto es que estoy leyendo a lo bestia.

Con dos compañeros del trabajo mantenemos un debate a la hora del café sobre si Murakami es un tostón o en realidad es genial. Estoy en el segundo bando, y mi tocayo del bando contrario nos presta libros de este autor mientras nos regaña diciendo que no sabe qué vemos en el tío este. Y le estoy muy agradecido.

Portada

Te encuentras trozos fantásticos, kafkianos, otros de cruda soledad, fragmentos de la Naoko de Tokio Blues. Me ha gustado mucho el cuento de “Una tía pobre”, un bonito absurdo sobre la compasión (a mis ojos lo parece), y en “Los gatos antropófagos” una pareja aventurera termina en la soledad más absoluta. Me gusta la concisión de su estilo, la ambientación de Japón, cómo conoce la cultura occidental al dedillo, sus coleccionistas de vinilos de jazz, el ambiente de ensueño o de realidad monótona en la que profundos cambios vitales se deben a la más nimia circunstancia.

O a lo mejor, como le digo a mi tocayo para chincharle, digo que me gusta porque queda muy in decir que te gusta (o quedaba hace unos años) Murakami aunque en el fondo no lo entiendas muy bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s