He terminado Óscar Wilde

Ayer terminé de leer las 1314 páginas a dos columnas de las obras completas de Wilde.

Desde 1995, que es cuando mis padres me lo regalaron, he tardado unos 16 años en recorrer cada página al menos una vez. Habré leído el retrato de Dorian Gray y los cuentos breves 3 ó 4 veces, y me dejé el teatro, las conferencias y la carta a Lord Douglas para el final. Y no es lo más fácil, pero podría ser lo mejor.

image

Mi primer tópico será citar que en algún sitio Borges decía que Wilde siempre tenía razón. No lo he comprendido totalmente hasta leer su último ensayo, sobre cómo el socialismo iba a salvar al individuo (el ensayo es de 1899, por lo que habla más de las promesas ilusionantes del socialismo que de los lamentables ejemplos de su desastrosa puesta en práctica ignorando precisamente al individuo). Después de la fama, la descente aux enfers de la cárcel, la ruina, el divorcio y la pérdida de la custodia de sus hijos, Wilde percibe y comprende a fondo que las posesiones estorban, que la adulación es engañosa y pasajera, aprecia que la máxima realización es conseguir no hacer nada, y nos lo regala en broma, en el único en que pueden decirse bien las cosas serias.

image

Wilde es una delicia, no os descubro nada. Es un moralista depravado, el frívolo más profundo que existe, un triunfador arrastrado por el lodo, un dandy extravagante, un filósofo artista que ama la belleza cómo única conexión fiable con la realidad, una mina de epigramas chocantes, de paradojas que enseñan y diálogos que hacen soñar con la libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s