Menos que cero, de Bret Easton Ellis

María compró este libro en nuestra visita anual a metáfora, una librería de Roquetas de Mar de esas en las que te gustaría entrar y llevártelas todas, un poco como lo que pasa con la librería Praga de mi amigo Javier, sólo que en esta de Roquetas desgraciadamente no hay libros antiguos. Pero nos pilla más cerca cuando estamos de vacaciones y eso es toda una ventaja.

A sus 20 años de edad, Bret Easton Ellis fue equiparado a Salinger con esta novela (la primera suya, después vino American psycho, por ejemplo) que nos asoma al vacío abismal de la desesperación. Los niñatos ricos de Beverly Hills también llorarían, si no tuviesen secos los lagrimales de tanto hacerse daño entre ellos y a sí mismos, sobre todo. He  leído que este autor genera tanto rechazo como admiración, un tópico sospechoso pero que en este caso es comprensible. Tiene un estilo frío y cortante, con frases de pocas palabras que te enganchan con rapidez.

Portada de Anagrama

Golpean con crudeza y dejan un rastro amargo, desesperado por la perplejidad que provocan unas existencias absurdas, un aparente vacío moral que sin embargo es consciente de que nada encaja. “Desaparezca aquí”, “A la gente le da miedo mezclarse con la circulación en las autopistas de Los Ángeles”, hay rótulos en las calles que dejan cavilando a su protagonista, Clay, en sus rutas en coche. Vuelve de la universidad para las vacaciones de navidad, con un hábito de coca de cientos de dólares diarios, una novia que le espera (o no) desesperando, su camello, sus amigos desquiciados a los que les da por meterse a chaperos para pagarse la heroína, por ver pelis de snuff entre raya y porro en juergas sin fin, o por pasar infinitas tardes de ver la MTV (eso es común a todos ellos).

Otra vez Los Ángeles en mis lecturas de este verano, otro LA, de gente vacía que no conoce límites para su curiosidad malsana, en una espiral descendente de degradación y miseria moral. Lo recomiendo si os encontráis fuertes, su sordidez podría ennegreceros la percepcion.

Todavía tengo pendiente ver la peli, pero probablemente no me impresione como el libro. Y aquí está la letra y un vídeo la canción de Costello que le presta el título:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s